Acerca de la creatividad

animació caps¿Qué papel tiene exactamente la creatividad en el diseño? ¿De qué hablamos exactamente cuando nos referimos a la creatividad?

Encontraremos algunas pistas y respuestas en esta interesante (y quizás algo provocativa) reflexión.En un artículo reciente en A list apart se examina la relación entre creatividad y expresión personal y su papel en el ámbito del diseño. Es un artículo de Andy Rutledge y por su interés aquí comparto mi propia traducción. Aunque la traducción en línea de Google y otros servicios mejora día a día, leer un artículo entero todavía es una mezcla de tortura y diversión… Adelante con el artículo:

Si eres un diseñador web, ¿te consideras “un creativo”? Cuando describes tu profesión a otras personas, o cuando te promocionas tú mismo o tu agencia, ¿figuran prominentemente las referencias a la creatividad en tus palabras? Si es así, ¿cómo caracterizas el papel de la creatividad o su importancia en tu trabajo? ¿Hasta qué punto tus referencias a la creatividad coinciden con la acepción común de este término, y hasta qué punto con su verdadera naturaleza?Esta última distinción es importante porque la concepción más popular de la creatividad y su relación con el diseño a menudo está distorsionada. Como diseñadores somos vistos a menudo, justa o injustamente, como los guardianes o los exponentes profesionales de la creatividad. Por tanto, es importante la manera en que definimos, empleamos y representamos la creatividad.Dada esta responsabilidad profesional, lo mejor es que los diseñadores reconozcan la diferencia entre las definiciones ideales de creatividad y la naturaleza práctica y efectiva de la creatividad aplicada de los profesionales, y cómo deben ejercerla y comportarse en concordancia. Los diseñadores individuales pueden tener ideas muy dispares sobre estas cuestiones. Creo que nuestras ideas sobre la creatividad y la manera en que la utilizamos influyen significativamente en la calidad de nuestros trabajos de diseño y en nuestras perspectivas profesionales, de modo que quiero poner en cuestión vuestro concepto del papel de la creatividad en vuestro trabajo y comunicación profesional.Así que ¿qué els la creatividad?

La creatividad es:

Nunca tener que decir que lo sientes. Sí, como con el amor, nunca debemos juzgar o ridiculizar la creatividad. La creatividad es preciosa; es nuestro derecho de nacimiento y una luz brillante que reside dentro de cada uno de nosotros, y nos hace especiales y únicos.

Bueno, no es exactamente eso. Este tipo de sentimientos están muy bien para niños que necesitan confianza y ánimo, pero como diseñadores, juzgarán justamente nuestro trabajo creativo. Mientras que muchas definiciones comunes de creatividad son poco más que referencias a la expresión personal o extroversión, los diseñadores no debemos ser tan vagos o imprecisos en nuestra concepción de creatividad. Hay mucho en juego con nuestro uso de la creatividad, y eso incluye la suerte de nuestros clientes.

La creatividad no tiene nada que ver con la expresión personal o la extroversión. Aparte de la simple capacidad de crear cosas, la característica más significativa de la creatividad es un filtro de percepción muy desarrollado que es algo menos común de lo que nos han hecho creer. A pesar de lo que nos enseñaron en la escuela, no todos poseemos una creatividad significativa, y aún menos tenemos la capacidad de utilizarla. Cierto, cualquiera puede hacer algunas cosas, y algunos incluso algo bueno. En este sentido simple, todo el mundo es creativo. Pero esta verdad sencilla oculta la definición de la creatividad relevante para el diseño, e ignora el hecho de que cada uno de nosotros tiene unas capacidades y habilidades diferentes.

La creatividad es técnica y analítica, no expresiva (como en la expresión personal). Es un filtro a través del cual pasan la percepción y la creación, no sólo un receptor o una inmersión (como en el caso de la inspiración). La creatividad puede requerir o puede acentuarse con la inspiración, pero ambas son fuerzas distintas. (Estos hechos son básicos para diferenciar entre descripciones apropiadas e inapropiadas de la creatividad.)

La creatividad es una capacidad innata para pensar de manera diferente que la mayoría, ver de forma distinta, y establecer conexiones y percibir relaciones que otros pasan por alto. Pero, aún más importante, es la capacidad de extrapolar formas útiles de emplear los datos en un contexto específico: crear algo que resuelve un desafío concreto. Según esta definición, la creatividad es simplemente una herramienta; no supone una destreza. Para unos pocos, sin embargo, esta capacidad innata se desarrolla gracias a ciertas disciplinas y hábitos, como:

  • Una curiosidad permanente,
  • el deseo y el hábito de mirar las cosas más profundamente de como lo hacen los demás,
  • el hábito de comparar los estímulos con el resultado, y
  • un hábito para la discriminación cualitativa.

Son principalmente esteas disciplinas las que separan los profesionales creativos de los que simplemente tienen un don. Son también estas disciplinaas las que ayudan a modelar los sentidos intuitivos de un diseñador, que son vitales para el trabajo del diseño, los procedimientos y el éxito global. Sólo con estar dotado creativamente no es una garantía para la maestría en el diseño, y la idea de que la creatividad es una bala mágica que cualquiera o cualquier diseñador puede emplear para un efecto positivo es un idea vacía.

Hay otro factor que es vital para el uso efectivo de la creatividad en el proceso de diseño: oportunidad, o decidir cuando debe emplearse la creatividad en el proceso de diseño. El uso más efectivo de la creatividad empieza con una serie de cosas muy poco creativas llamadas “hechos”. Los hechos que llegamos a conocer durante el proceso de descubrimiento.

Fíjate dónde apuntas con eso

La canción de sirena de la creatividad es probablemente responsable de más malos diseños que cualquier otro factor. Algunos piensan que esto es demasiado dramático, pero creo que deberíamos contemplar la creatividad como una herramienta bastante peligrosa. Como un arma de fuego, debe utilizarse con precaución y respeto, y emplearse profesionalmente sólo por individuos bien adiestrados.

Si eres un diseñador digno de ese nombre, sabes que ningún proyecto de diseño empieza con la creatividad. En lugar de eso, comienza con descubrimientos específicos del cliente y / o del contexto, y mucha investigación que te auyde a entender la naturaleza fundamental de la tarea que tienes por delante. Todos los diseñadores deben resistirse al impulso de empezar con ideas creativas específicas antes de familiarizarse a fondo con el panorama detallado del proyecto de diseño.

Tristemente, la creatividad se emplea a menudo como una muleta, o como un substituto de la competencia en el diseño. Algunos individuos se revelan como adeptos a esta práctica cuando se quejan de que un cierto trabajo para el cliente no les deja “ser creativos”. Lo que quieren decir aquí es que les disgusta que no les dejen expresarse a sí mismos. Pero la competencia como diseñador tiene poco que ver con la expresión personal, y la creatividad no es un sustituto para el conocimiento o una comprensión completa. Al contrario, el diseño se basa más en una buena comprensión y un sentido muy desarrollado de la empatía / simpatía que los individuos bien preparados y disciplinados hacen fructificar.

La creatividad aplicada al diseño a menudo implica abordar un reto de comunicación o interacción de una forma oblicua, o desde un ángulo poco habitual. De este modo, puedes hallar unos conceptos atractivos o ingeniosos en los que basar tu solución. El caso es que nunca se sabe qué es una estrategia oblicua hasta que hayas explorado todo el panorama de opciones y te hayas familiarizado a fondo con él.

Por ejemplo, si tu cliente fuera la NASA y te pidieran diseñar un traje espacial que permita un mayor grado de movilidad y capacidad de manipulación, no puedes atacar directamente el problema a base de brainstorming creativo y sugerir un traje hecho con tejido elástico adaptado al cuerpo. Sería una respuesta creativa al problema que te han planteado, pero también pondría de manifiesto tu ignorancia del contexto del proyecto, es decir, el hecho de que el espacio es un vacío.

Invención

Creación de mitos creativos

Antes de seguir adelante, quiero señalar una representación errónea de la creatividad. En charlas con otros diseñadores, en ocasiones uno oye argumentos según los cuales el diseño web está encasillado o puede estarlo por diferentes fuerzas exteriores, como los estándares web o las limitaciones que impone el cliente. Estos sentimientos indican un concepto equivocado de la creatividad, su papel en el diseño y su misión en nuestro proceso.

Cualquier referencia a las limitaciones que condicionan la creatividad es sólo otra manera de intentar que creatividad y expresión personal sean equivalentes, una idea errónea e irresponsable. Excepto en los proyectos personales, la expresión personal no tiene lugar en el diseño, pero las limitaciones son vitales en el diseño. Ningún componente estimula más el diseño que las limitaciones. De hecho, sin limitaciones, la creatividad (y el diseño) es irrelevante. El proceso de descubrimiento es, sobre todo, superar las limitaciones, y es donde trabajamos más intensamente.

Las limitaciones son el mejor amigo del diseñador. Son indicadores, no unas cadenas. En cierto modo, las limitaciones apuntan a una solución parcial; ya nos indica la mitad de la solución. Sólo debemos descubrir cuál es la otra mitad según lo que estos indicadores nos señalan que es adecuado. La expresión personal no tiene donde asentarse en ninguna parte de este concepto.

Nuestro sentido intuitivo, subjetivo, del diseño es
relevante para nuestro trabajo. Parte del trabajo de un diseñador es mostrar a la gente que quieren antes de que sepan que lo quieren, y nuestro éxito en este cometido se basa más que nada en nuestras capacidades intuitivas. Pero hay una diferencia entre lo que preferimos y lo que sabemos que funcionará mejor. Nuestra competencia profesional exige que entendamos esta diferencia y filtremos los datos puramente subjetivos de un trabajo creativo basado en lo fundamental.

Estimular la conversación

A pesar de que mi objetivo ha sido ofrecer a los diseñadores algo que tener en cuenta acerca de su trabajo y quizás cuestionar sus ideas, tengo otro propósito. Al principio del artículo, te pedí cómo concibes la creatividad y cómo se relaciona ésta con tu carrera profesional. Señalé que los diseñadores se consideran generalmente los guardiantes de la creatividad en el mundo profesional, pero esta distinción podría tener su precio. Así que quiero describir un panorama que considero importante para nuestra profesión, y tal vez presentarte otra idea que supone un desafío.

Si lees cualquiera de las revistas de negocios más importantes, como Forbes, Fast Company, Business Week, or Inc.,
encontrarás en cada número referencias a que la creatividad es vital para el éxito. Con los beneficios tangibles de un buen diseño ensalzados desde todos lados en el mundo del diseño, las compañías quieren apropiarse de lo que creen que es el factor clave de un gran diseño y de la innovación: la creatividad. Se piensa a menudo que algo tan deseable, la creatividad, está libre y absolutamente disponible para todo el mundo, para todo el personal. ¡A por ella!

Los negocios también empiezan a mirar más allá de su propio ámbito para recoger los beneficios de la creatividad. Muchas empresas pretenden que los clientes hagan parte de su marketing, en la creencia de que el enorme número de ciudadanos anónimos es un enorme reservorio de creatividad sin explotar. Pero si admites, como hacemos nosotros, que la creatividad no es una bala mágica, y que pocos individuos entienden cómo utilizarla con eficacia, adivinas los problemas acechando en el horizonte.

Las ideas que circulan en la comunidad de negocios están mal enfocadas; los resultados de este tipo de actividad suele ser en conjunto improductivo e inevitablemente llevan a la desilusión. Pero eso no es todo. Otro resultado de este intento fallido es la posibilidad de reaccionar vengativamente contra la creatividad. Este péndulo, con tan predecible oscilación, afectará a las profesiones relacionadas con el diseño, lo que sería a la vez injusto y desafortunado, ya que la creatividad tiene tan poco que ver con el diseño efectivo.

Debido a esta creciente tendencia en buena parte de las percepciones y opiniones sobre creatividad en el mundo de los negocios, la profesión del diseñador se juzgará cada vez más por la manera en que representa la creatividad. El diseño web es una de las llamadas profesiones creativas, pero esta clasificación tiene el potencial de resultar un callejón sin salida para el colectivo, y creo que es una buena idea para todos nosotros que consideremos muy bien cómo respresentamos un valor seguro ante nuestros clientes.

Piensa que:

  • ¿Te sientes bien pidiendo a tus clientes que inviertan en tu creatividad o en tu competencia como diseñador? ¿O crees que ambas cosas son sinónimos?
  • Si eres un cliente y vas a gastar 450,000$ o
    45,000$ o incluso 4,500$ en el los servicios de diseño y marketing, ¿confiarás antes en la habilidad como diseñador o en la creatividad?
  • Cuando un cliente te advierte que “en este momento no quiero que seas demasiado creativo con este proyecto”, ¿te indica que tienen una clara comprensión del papel de la creatividad en el trabajo de diseño?
  • ¿Qué cualidad es más fácil de demostrar a los clientes y potenciales clientes: tu creatividad o tu competencia como diseñador, tu profesionalidad y destreza?
  • ¿Qué cualidad crees que tus clientes podrán entender más fácilmente y de qué cualidad se podrán beneficiar: de tus aptitudes básicas en diseño o de tu creatividad?

Todas estas cuestiones se relacionan íntimamente con la percepción más que con la naturaleza de las cosas, pero estamos en el negocio de modelar la percepción, y nuestra naturaleza depende de la percepción de nuestros clientes y posibles clientes. Nuestra misión es desarrollar estas percepciones sobre la manera en que la creatividad encaja en nuestro trabajo. Si no lo hacemos, otros lo harán por nosotros, y el resultado puede que no nos guste.

El autor: Andy Rutledge está al frente de Unit Interactive en Plano, Texas. Su sitio personal es Design View.

Este artículo ha sido publicado originalmente en A list apart y ha sido traducido con autorización.

Enlaces relevantes:

5 thoughts on “Acerca de la creatividad

  1. Por necesidad encontre tu interesante artículo. Y tienes razón no todos tenemos la pericia de diseñar. Los conceptos que señalas se me hacen muy reflexivos. Ojala sigas ofertando ideas para leerlas y conocer de tu creatividad respecto a su área competencial. En mi caso soy neofito en este arte. Mi problema es el diseñar el nombre para la entrada principal de una parcela de 200 por 600 metros, a partir de una entrada pricipal con columnas y arco o fachada volada. el logo sería “DICEH”. Y es para la identificación de mi casa que he de construir en el futuro, sí es que cambia mi suerte pecunaria.Es cuanto. Gracias por compartir lo que sabe.

  2. Muy buen artículo. Y el tipo de pensamiento que habrías de meterte entre ceja y oreja antes de considerarte “diseñador”.

    Porque a fin de cuentas como prestadores de un servicio estamos poniendo nuestras habilidades al servicio del cliente, no al cliente al servicio de nuestra necesidad de expresarnos y mostrar nuestro estilo particular… que desafortunadamente, es lo que buena parte de los colegas hacen.

  3. hola como esta olle esta muy bueno este articulo eso lo que se dice esta muy bueno… bueno creo que tengo que ponerle mas empeño a la creatividad olle gracia por este articulo

  4. Verdaderamente la creatividad es algo único, lamentablemente es un arma de dos filos, para quien la utiliza y la puede manejar y para quien la usa sin conocer realmente hasta donde puede alcanzar sus largos y flexibles brazos.

  5. Yo creo que en algunos casos o en la mayoría de casos el diseño requiere de un conocimiento previo un estudio amplio y una buena metodología para que el resultado sea lo más convenientemente para el cliente, pero el arriesgarse a ser únicamente creativo a lo que se le conoce como diseño de autor dejar volar la creatividad es lo que ha hecho de muchos diseñadores famosos lo que son ahora y son a ellos a quienes buscan por su trabajo sin pedirles que se apeguen a ninguna metodología la combinación de ambas es la respuesta a un excelente diseñador.

Comments are closed.