Reyes de la complejidad

Joshua Davis y James Patterson: dos artistas gráficos que trabajan como nadie con el dibujo combinado con procesos generativos.

Es un título al que Joshua Davis se ha hecho acreedor, sin duda. Este artista gráfico domina a la perfección programas de dibujo vectorial y todo tipo de herramientas generativas para crear composiciones complejas, en las que el azar y la combinatoria tienen un papel clave. El arte digital de Davis está desarrollado esencialmente en Illustrator y Flash Continuar leyendo “Reyes de la complejidad”

Nick Curtis

El ultra-prolífico diseñador Nick Curtis crea continuamente nuevos diseños tipográficos y colecciones de ilustración vectorial. Su sitio web, ante tan frenético ritmo de publicación, se ha convertido más bien en una puerta de enlace a myfonts, donde realmente tiene lugar la acción.

Pese al volumen de su trabajo (en el momento de escribir este artículo casi 500 familias de tipos en Myfonts, más otras decenas que creó anteriormente y son freeware), la calidad de sus creaciones es invariablemente la más alta: Continuar leyendo “Nick Curtis”

Pensamiento lateral: estrategias oblicuas

Un método de pensamiento lateral aplicado a la creación artística: música, diseño, escritura, artes en general.

Oblique_Chirps presenta cada hora una nueva cita de la serie de Oblique Strategies de Brian Eno. Estas citas textuales surgieron de situaciones comprometidas desde el punto de vista creativo. En particular, en el estudio, uno tiene tendencia a olvidar que existen otras formas de trabajar, aproximaciones alternativas o tangenciales a los problemas, en muchos sentidos más interesantes que un enfoque directo. Son, pues, una forma de pensamiento lateral aplicada a los trabajos creativos.

Continuar leyendo “Pensamiento lateral: estrategias oblicuas”

Detrás de la ciudad de cristal

Cómo elaboraron el guión y plantearon visualmente la historia de Paul Auster, explicado por Paul Karasik en una exposición dedicada a esta adaptación en cómic del libro.

Este video es una magnífica presentación del proceso de creación de un guión y una historia en forma de cómic. Se trata de una exposición en Italia sobre City of Glass, basado en la obra de la Trilogía de Nueva York de Paul Auster, a cargo de Paul Karasik (quien presenta el video) y David Mazzuccheli.

David Hockney, el iPhone y Brushes

David Hockney: arte digitalEl pintor inglés David Hockney siempre ha sido un entusiasta de los nuevos medios y no ha tenido miedo de experimentar e introducir nuevas tecnologías en su obra. Ya lo hizo en los años 80 con las fotocopiadoras, el ordenador y el fax y ahora vuelve al ataque, en su reciente exposición en Londres, titulada Drawing In a Printing Machine (Annely Juda Fine Art Gallery), abierta hasta el 11 de julio.

Lo más llamativo de esta nueva exposición es la introducción no sólo de obra digital creada con una tableta digitalizadora, sino de una serie de trabajos creados en el iPhone, utilizando Brushes (el programa que comentamos en un artículo anterior).

Estas obras dan que pensar acerca de las tendencias y los nuevos modelos de negocio. Brushes, empujado por el revuelo creado por la publicación de una portada en el New Yorker creada por Jorge Colombo con su iPhone, ha vendido online más de 40.000 licencias hasta la fecha! A unos 5$ cada una, estamos hablando de 200.000 dólares.  Beneficio casi neto, sin gastos de distribución ni envío. Continuar leyendo “David Hockney, el iPhone y Brushes”

PoTrace GUI, vectorización visual en Ubuntu

Potrace GUI es una utilidad de vectorización visual que he añadido a mis programas de dibujo vectorial, en este caso en Linux Ubuntu. No es otra cosa que una interfaz gráfica de usuario para PoTrace y/o Autotrace, utilidades para el trazado automático de mapas de bits Continuar leyendo “PoTrace GUI, vectorización visual en Ubuntu”

Cómo instalar WordPress, Textpattern, B2Evolution y otros CMS (PHP+MySQL) localmente en Windows XP sin morir en el intento

Estoy poniendo a prueba una variedad de sistemas de gestión de contenidos (CMS) y para una mayor comodidad lo hago de forma local, es decir, utilizando un servidor web (Apache) , el procesador PHP y una base de datos (MySQL) en mi ordenador . No hace falta ni conexión a internet ni ir subiendo y bajando cosas a un servidor. Al principio creí que instalar todo este conjunto de programas de red en mi máquina sería un fastidio. De hecho es de lo más sencillo. Una vez te hayas descargado lo necesario, en unos minutos, literalmente, puedes estar probando una instalación de un sistema de gestión de blogs como WordPress.

Para probar un sistema de gestión de contenidos siempre puedes utilizar una demostración online como las que encontrarás en Opensourcecms.org. Sin embargo, estas demos tienen la limitación de que determinadas configuraciones te estarán vetadas. No puedes probar la mayoría de opciones del CMS, ni añadir temas o plugins, ni tocar nada de las preferencias. Por no hablar de que tu prueba está limitada al tiempo que estés conectado. Lo que necesitas para probar las cosas a fondo es un servidor web en tu propia máquina. Windows dispone de un servidor web, pero lo más aconsejable es optar por la combinación más popular en Internet: Apache, PHP,MySQL. Sobre este trío corre, por ejemplo, WordPress.

Sin embargo, la opción de tener que instalar todo lo necesario puede resultar para muchos de nosotros una perspectiva bastante intimidante. ¿o no?

Lo mejor de todo es que no hace falta complicarse mucho la vida para instalar todos y cada uno de los componentes necesarios. Existen soluciones empaquetadas que nos simplifican mucho las cosas. El proceso de instalalas y usarlas, en conjunto, es muy simple. Cierto que hacen falta unos conocimientos de usuario medios, pero en ningún modo es algo enrevesado o problemático que pueda afectar la configuración de tu equipo.

Estas son algunas de estas soluciones:

  • WAMP server para Windows; MAMP para OSX
  • EasyPHP
  • Uniform Server
  • WOS (que se puede llevar incluso en un USB)
  • Ahora bien, la que creo es la solución más fácil para una instalación local, y además disponible tanto para Linux como Windows o Mac es XAMPP, porque tiene una versión completa en la que está incluído prácticamente todo lo que puedas necesitar para experimentar: PEAR, Perl, ProFTPD, phpMyAdmin, OpenSSL, GD, Freetype2, libjpeg, libpng, gdbm, zlib, expat, Sablotron, libxml, Ming, Webalizer, pdf class, ncurses, mod_perl, FreeTDS, gettext, mcrypt, mhash, eAccelerator, SQLite y IMAP C–Client. Además, existe una versión portable, sin instalación alguna: sólo descomprimir en una carpeta y utilizar. Para “desinstalar”, basta borrar la carpeta en cuestión.

Veamos, por ejemplo, como instalar WordPress en un ordenador con Windows XP.

Descomprimes XAMPP (lo mejor es hacerlo directamente en el disco duro raíz, por ejemplo en C:\xampp) y ejecutas su panel de controll (xampp–control.exe). Te aparece esta ventana, desde la que controlas qué módulos están activos en cada momento. Activas el servidor Apache y MySQL:

Si haces clic en el botón Admin… de Apache obtendrás un panel para la administración de las preferencias del servidor. Podrás solucionar el tema de la seguridad, si tu ordenador está conectado en una red local, siguiendo unas instrucciones muy sencillas:
También desde el panel de Administración de Apache accedemos al control de PHP y las conexiones a bases de datos MySQL, a través del sistema de administración phpMyAdmin:
En esta ventana podemos crear las bases de datos MySQL necesarias.
Estas herramientas son las que utilizarás siempre que quieras probar algún nuevo gestor de contenidos instalado en tu ordenador local.

Para instalar WordPress hacen falta cinco minutos escasos, como bien indican en su web. Todo lo que necesitas es:

  1. Descarga una copia fresca de WordPress, descomprimirla en la carpeta xampp / htdocs, creando una carpeta que puedes llamar WordPress (si quieres ser original.)
  2. Crea una base de datos MySQL utilizando PHPMyAdmin. Esa base de datos será la que utilizarás en WordPress. Puedes darle el nombre WordPress, siguiendo con la originalidad de que hacemos gala. Si no has activado las opciones de seguridad en Xampp, no hace falta contraseña; sí te hará falta si has activado la configuración de seguridad.
  3. Edita en el bloc de notas el archivo de WordPress llamado wp–config–sample.php y cambia su nombre a wp-config.php.Tienes que editar la porción siguiente, introduciendo los valores correspondientes:
    // ** MySQL settings ** //
    define(‘DB_NAME’, ‘wordpress’); // nombre de la base de datos
    define(‘DB_USER’, ‘username’); // nombre de usuario MySQL (por defecto, root)
    define(‘DB_PASSWORD’, ‘password’); // …contraseña (puedes dejarlo en blanco)
    define(‘DB_HOST’, ‘localhost’); // 99% chance you won’t need to change this value
    define(‘DB_CHARSET’, ‘utf8’);
    define(‘DB_COLLATE’, '');

    Si no has creado un nombre de usuario y contraseña (al aplicar los cambios de seguridad), basta utilizar root como nombre y dejar la contraseña en blanco.
  4. Ejecuta el script de instalación de WordPress en tu navegador (suponiendo que has descomprimido WordPress en una carpeta llamada WordPress): http://localhost/wordpress/wp-admin/install.php
    Aquí WordPress te generará un nombre de usuario para el blog y una contraseña. Toma nota de ambos. Puedes indicarle que guarde esos dos nombres en el administrador de contraseñas dl programa para no tener que ir introduciéndolas cada vez.
  5. Y ya está. Si ahora introduces http://localhost/wordpress/
    accederás a tu Blog local y en éste estará disponible el panel de administración. WordPress está disponible para lo que quieras: probar sus opciones, instalar plugins, temas…

Urban Giraffe ha publicado un bonito tutorial para la instalación de WordPress en un ordenador individual con Windows XP, donde viene explicado este proceso de forma más detallada.

Para probar otros sistemas CMS, el proceso es esencialmente el mismo. Basta seguir las indicaciones de las instrucciones de instalación, pero básicamente se trata de crear la base de datos MySQL necesaria, editar un archivo de configuración en el sistema CMS que has descargado, y ejecutar éste a través de la dirección local (http://localhost) correspondiente. Por ejemplo, yo tengo también Textpattern y accedes a él de la misma manera que para WordPress: en este caso sería http://localhost/textpattern.

Otra herramienta que tengo instalada en esta serie de pruebas es Nexty, una aplicación Opensource para gestionar tu tiempo siguiendo la filosofía GTD de David Allen (recogida en su libro Organízate con eficacia).

Si quieres saber algo más del sistema de organización personal de David Allen, puedes empezar por su excelente libro:

Cómo desaprovechamos la tinta de las impresoras

En Microsiervos se hacen eco del desperdicio monumental que supone en general cambiar el cartucho de la impresora Inkjet: tirar alegremente a la basura uno de los líquidos más caros del planeta.

Precisamente hace unos días que empecé un programa de reciclaje doméstico (más bien reutilización) con una vetusta impresora que todavía aguanta después de muchos años de uso y abuso, y se sigue portando muy bien: Ubuntu la reconoce a la primera e imprime muy bien en ella (Epson Stylus Color 400). Rellenar un cartucho con tinta negra Quink (de Parker) de estilográfica es sencillo, rápido y limpio (sí, limpio: no te pones tinta hasta las orejas si sigues las instrucciones.) Sólo necesitas una jeringuilla con aguja, la tinta y algo de cinta adhesiva.

Y ¿sabéis qué? No he notado ninguna pérdida de calidad en la impresión, la maquinita no se ha quejado y puedo imprimir sin gastar dinero innecesariamente. Con un solo tintero de Quink puedes rellenar hasta 10 veces un cartucho por unos 2 euros: o sea, 20 céntimos por cartucho. No está mal.

Si tienes en casa alguna impresora a punto de jubilar con la que no te importe experimentar de esta manera, puedes encontrar instrucciones para tu modelo en muchos sitios de internet.

Así, sigo empleando para listados largos y textos para leer de una cierta extensión esta vieja impresora, por un precio que nada tiene que ver con el “oficial”. Las instrucciones para un modelo en concreto, sea Canon, Epson, HP, Lexmark… puedes encontrarlas fácilmente. Prueba una búsqueda en Google.

Más sobre vectorización (autotrazado) en Inkscape

En otro artículo anterior comentábamos de pasada las posibilidades de vectorización automática que Inkscape, el programa de código abierto para dibujo vectorial, nos aporta.
Inkscape dispone de un excelente utilidad de vectorización integrada en el programa, tal como sucede con las versiones CS2 y posterior de Illustrator, y en Freehand o Flash. En este caso, la vectorización está basada en un programa llamado POTrace, que originalmente se debe ejecutar en modo consola, si bien es posible utilizarlo a través de un entorno visual como Delineate, comentado en el artículo citado.

Inkscape ha mejorado continuamente la potencia y facilidad de uso de esta utilidad. En su última versión, el módulo de autotrazado se ha simplificado y se ha hecho más intuitivo, manteniendo su potencia.
Inkscape de entrada nos ofrece tres modos de procesamiento de la imagen, a los que se accede desde la opción Trazo > Vectorizar mapa de bits de la barra de menú del programa: Corte de luminosidad (en blanco y negro), detección de bordes (crea un contorno alrededor de las formas de la imagen) y reducción de colores. Además, cada uno de los procedimientos está disponible en una pasada única o en múltiples pasadas, permitiendo que podamos obtenir un buen trazado prácticamente de cualquier tipo de imagen.

Como en todos los programas, lo más interesante y efectivo para ver las posibilidades que realmente ofrece y entender como podemos aprovecharlas, es experimentar y practicar. La 0pción de reconocimiento de línea puede dar unos resultados semejantes a un grabado en linóleo o a una xilografía. La superposición de la imagen vectorizada sobre el original puede ser también muy efectiva.

Los resultados se pueden simplificar muy fácilmente para que el archivo vectorial resultante no sea excesivamente complejo. Basta elegir la opción Trazo > Simplificar en la barra de estado nos informa del número de nodos del objeto compuesto resultante, y se puede ver qué grado de simplificación se ha conseguido, y si los resultados son aceptables o si bien han introducido alguna distorsión en el aspecto de la imagen. La agresividad del proceso de simplificación depende de la configuración del programa, y se puede cambiar accediendo a las preferencias de Inkscape.

Una vez disponemos de una imagen vectorizada, Inkscape nos permite guardar en diferentes formatos que nos sirven de puente hacia otras aplicaciones de dibujo vectorial o de mapa de bits.
Es posible guardar la ilustración en el formato SVG nativo de Inkscape, pero seguramente resulta más práctico utilizar PDF, PS o EPS, formatos reconocidos por Illustrator, Freehand y muchos otros programas de dibujo vectorial, edición de imagen y maquetación. La versión para Linux también permite exportar en el formato de Adobe Illustrator (AI), que de hecho, hasta la versión 8 del programa es esencialmente el mismo formato que EPS.

Otra interesante posibilidad de vectorización en Inkscape es la de superponer una estructura de repetición modular basada en simetría en el plano, con la opción de “crear clones” dentro del menú de edición > clonar. Lo que podemos conseguir en este caso es una reproducción de la imagen construida a base de copias múliples de un objeto que adquieren el color del área sobre la que se encuentran superpuestas.

El procedimiento es el siguiente:

  • importar una imagen de mapa de bits.
  • seleccionar un elemento vectorial que funcionará como módulo de repetición. En la paleta de relleno y bordes, elegimos desajustar color (hacerlo indefinido, icono del signo de interrogación) .

  • Superponemos el objeto sobre la imagen de mapa de bits.
  • Seleccionamos sólo este objeto y en el menú Edición > Clonar > Crear clones en mosaico, elegimos la opción Vectorizar:

  • Al hacer clic en Crear obtendremos una versión de la imagen original creada a base de la repetición del módulo deseado. Las posibilidades creativas de esta técnica son ilimitadas. Este es un ejemplo ultra–simple con la imagen de antes y repitiendo un círculo:

Dado que estoy trabajando en un texto sobre técnicas de dibujo vectorial y una de las cosas en las que ando metido es precisamente Inkscape, volveremos pronto sobre este tema.