Cómo desaprovechamos la tinta de las impresoras

En Microsiervos se hacen eco del desperdicio monumental que supone en general cambiar el cartucho de la impresora Inkjet: tirar alegremente a la basura uno de los líquidos más caros del planeta.

Precisamente hace unos días que empecé un programa de reciclaje doméstico (más bien reutilización) con una vetusta impresora que todavía aguanta después de muchos años de uso y abuso, y se sigue portando muy bien: Ubuntu la reconoce a la primera e imprime muy bien en ella (Epson Stylus Color 400). Rellenar un cartucho con tinta negra Quink (de Parker) de estilográfica es sencillo, rápido y limpio (sí, limpio: no te pones tinta hasta las orejas si sigues las instrucciones.) Sólo necesitas una jeringuilla con aguja, la tinta y algo de cinta adhesiva.

Y ¿sabéis qué? No he notado ninguna pérdida de calidad en la impresión, la maquinita no se ha quejado y puedo imprimir sin gastar dinero innecesariamente. Con un solo tintero de Quink puedes rellenar hasta 10 veces un cartucho por unos 2 euros: o sea, 20 céntimos por cartucho. No está mal.

Si tienes en casa alguna impresora a punto de jubilar con la que no te importe experimentar de esta manera, puedes encontrar instrucciones para tu modelo en muchos sitios de internet.

Así, sigo empleando para listados largos y textos para leer de una cierta extensión esta vieja impresora, por un precio que nada tiene que ver con el “oficial”. Las instrucciones para un modelo en concreto, sea Canon, Epson, HP, Lexmark… puedes encontrarlas fácilmente. Prueba una búsqueda en Google.

Más sobre vectorización (autotrazado) en Inkscape

En otro artículo anterior comentábamos de pasada las posibilidades de vectorización automática que Inkscape, el programa de código abierto para dibujo vectorial, nos aporta.
Inkscape dispone de un excelente utilidad de vectorización integrada en el programa, tal como sucede con las versiones CS2 y posterior de Illustrator, y en Freehand o Flash. En este caso, la vectorización está basada en un programa llamado POTrace, que originalmente se debe ejecutar en modo consola, si bien es posible utilizarlo a través de un entorno visual como Delineate, comentado en el artículo citado.

Inkscape ha mejorado continuamente la potencia y facilidad de uso de esta utilidad. En su última versión, el módulo de autotrazado se ha simplificado y se ha hecho más intuitivo, manteniendo su potencia.
Inkscape de entrada nos ofrece tres modos de procesamiento de la imagen, a los que se accede desde la opción Trazo > Vectorizar mapa de bits de la barra de menú del programa: Corte de luminosidad (en blanco y negro), detección de bordes (crea un contorno alrededor de las formas de la imagen) y reducción de colores. Además, cada uno de los procedimientos está disponible en una pasada única o en múltiples pasadas, permitiendo que podamos obtenir un buen trazado prácticamente de cualquier tipo de imagen.

Como en todos los programas, lo más interesante y efectivo para ver las posibilidades que realmente ofrece y entender como podemos aprovecharlas, es experimentar y practicar. La 0pción de reconocimiento de línea puede dar unos resultados semejantes a un grabado en linóleo o a una xilografía. La superposición de la imagen vectorizada sobre el original puede ser también muy efectiva.

Los resultados se pueden simplificar muy fácilmente para que el archivo vectorial resultante no sea excesivamente complejo. Basta elegir la opción Trazo > Simplificar en la barra de estado nos informa del número de nodos del objeto compuesto resultante, y se puede ver qué grado de simplificación se ha conseguido, y si los resultados son aceptables o si bien han introducido alguna distorsión en el aspecto de la imagen. La agresividad del proceso de simplificación depende de la configuración del programa, y se puede cambiar accediendo a las preferencias de Inkscape.

Una vez disponemos de una imagen vectorizada, Inkscape nos permite guardar en diferentes formatos que nos sirven de puente hacia otras aplicaciones de dibujo vectorial o de mapa de bits.
Es posible guardar la ilustración en el formato SVG nativo de Inkscape, pero seguramente resulta más práctico utilizar PDF, PS o EPS, formatos reconocidos por Illustrator, Freehand y muchos otros programas de dibujo vectorial, edición de imagen y maquetación. La versión para Linux también permite exportar en el formato de Adobe Illustrator (AI), que de hecho, hasta la versión 8 del programa es esencialmente el mismo formato que EPS.

Otra interesante posibilidad de vectorización en Inkscape es la de superponer una estructura de repetición modular basada en simetría en el plano, con la opción de “crear clones” dentro del menú de edición > clonar. Lo que podemos conseguir en este caso es una reproducción de la imagen construida a base de copias múliples de un objeto que adquieren el color del área sobre la que se encuentran superpuestas.

El procedimiento es el siguiente:

  • importar una imagen de mapa de bits.
  • seleccionar un elemento vectorial que funcionará como módulo de repetición. En la paleta de relleno y bordes, elegimos desajustar color (hacerlo indefinido, icono del signo de interrogación) .

  • Superponemos el objeto sobre la imagen de mapa de bits.
  • Seleccionamos sólo este objeto y en el menú Edición > Clonar > Crear clones en mosaico, elegimos la opción Vectorizar:

  • Al hacer clic en Crear obtendremos una versión de la imagen original creada a base de la repetición del módulo deseado. Las posibilidades creativas de esta técnica son ilimitadas. Este es un ejemplo ultra–simple con la imagen de antes y repitiendo un círculo:

Dado que estoy trabajando en un texto sobre técnicas de dibujo vectorial y una de las cosas en las que ando metido es precisamente Inkscape, volveremos pronto sobre este tema.

Nuevo libro: Manual de diseño digital

Esta es la portada de la que ya está disponible en forma de libro impreso: la Ampliación y Actualización de nuestro Manual de Diseño Digital. Así aparece en la página en que se puede adquirir:

En esta página figura una ficha detallada de las características del producto: se trata de un libro con 209 páginas, encuadernado en rústica, con unas manejables dimensiones de 18.89 cm x 24.58 cm. Disponible a través de Lulu.com para comprar online y recibirlo por correo.

Pseudo-grabados en Inkscape

Inkscape, el programa de código abierto para dibujo vectorial del cual ya hemos hablado aquí en diferentes ocasiones, no deja de avanzar en su desarrollo. En la última versión, 0.46, se incorpora una sorprendente capacidad, documentada en el sitio web del proyecto: generar dibujos vectoriales con un acabado que recuerda los grabados calcográficos:
Existen desde hace tiempo diversos plugins para Photoshop que generan un acabado similar, como India Ink o Andromeda Screens, pero la ventaja evidente de generar el dibujo en un entorno de dibujo vectorial es la escalabilidad total del resultado. El mismo archivo vectorial de Inkscape puede servir tanto para diseñar una miniatura como un poster gigante.

El nuevo Adobe Illustrator (CS3)

Adobe Illustrator CS3 está a punto de salir al mercado, como parte de la nueva Creative Suite 3. Llaman la atención algunos de los añadidos que (pretendidamente) deben justificar una nueva versión.
Uno de las nuevas herramientas integradas en el programa es una utilidad llamada Live color para experimentar con esquemas de color con los dibujos vectoriales del programa. En la demostración que ya se puede ver en el sitio de Adobe, parece una forma muy intuitiva y potente de integrar en Illustrator una utilidad de armonías de colores, semejante a la aplicación Flash llamada Kuler que Adobe ya puso a disposición de los internautas hace tiempo.

Otras de las novedades que ofrece esta nueva versión de Illustrator no impresionan tanto, como una herramienta de borrador que en otros programas como Freehand o Corel Draw existe desde hace siglos, o una herramienta de recortar la ilustración que tampoco es algo que quite el aliento. Por otro lado, la integración con Flash parece haber mejorado, cosa de otra parte lógica, ya que ambos programas deben funcionar mano a mano en la mayoría de estudios de animación digital.
Esta nueva versión estará disponible pronto. Ya se puede reservar, por ejemplo en Amazon.
El resto de aplicaciones de la Creative Suite también estarán disponibles en breve, con nuevas versiones de los programas Photoshop, InDesign, Flash, Dreamweaver…

Shapes Project: Allan McCollum

The Shapes Project, del artista Allan McCollum, es una estimulante puesta en práctica de una de las capacidades más obvias del dibujo vectorial: la de crear elementos modulares que se pueden combinar de diferentes modos con un número de posibilidades inmenso. En el sitio que acompaña su reciente exposición en la galería Friedrich Petzel, McCollum explica en detalle su proyecto, acompañado de imágenes descriptivas.

Con tres tipos de módulos, el artista ha dispuesto un sistema que le permite generar miles de millones de formas diferentes. Inicialmente, con 144 tipos de “cabezas” y 144 “pies” era posible obtener 429.981.696 formas únicas. Añadiendo 12 “cuellos” y combinando las piezas en grupos de 6 diferentes, el número de combinaciones es de 61.917.364.224. Y así sucesivamente: el proyecto va tomando forma no sólo digital, sino también material. El programa utilizado es Adobe Illustrator, y a partir de los dibujos vectoriales se han generado diferentes tipos de monotipos e impresiones digitales y también esculturas en madera, metal, plástico y otros materiales, utilizando dispositivos controlados a través del ordenador. Lo que sin duda marca la diferencia conceptual entre este proyecto y otras iniciativas similares de tipo generativo es la producción de todas esas piezas que se pueden vender en la galería, además de su existencia virtual en el ordenador.

Sin embargo, no se trata de un proyecto de arte generativo, ya que las Shapes se han creado manualmente utilizando Illustrator, dibujando las piezas una a una, cortando, pegando y combinando. El artista mantiene un protocolo casi científico para asegurarse de que mantiene un inventario de las formas creadas para evitar la repetición. Según afirma, la primera exposición del proyecto, en el 2006, le llevó dos años de trabajo.

(Visto en Design Observer.)

Crear documentos PDF con y sin Adobe Acrobat

Siempre que queremos entregar un documento cuyo formato se mantenga escrupulosamente, es conveniente recurrir al formato PDF. En el Manual de diseño digital se explican en detalle las ventajas de este formato de archivo: es recomendable leer ese artículo como introducción a lo que es PostScript y PDF. Algunas situaciones en las que es conveniente crear un PDF:

  • una muestra de cómic;
  • un formulario;
  • un espécimen de tipografía;
  • una maqueta para una publicación;
  • una muestra de texto con el que deseamos un determinado formato y tipografía;
  • una plantilla que se debe utilizar sin alterar;
  • una colección de gráficos vectoriales;

Y muchos otros ejemplos. En todos estos casos, un PDF es una solución óptima: funcionará bien en cualquier plataforma de ordenador, y nos garantiza que lo que tenemos en nuestra pantalla se verá exactamente igual en la del destinatario.
Muchos usuarios creen que la creación de un documento PDF es algo esotérico y complejo. Nada más lejos de la realidad. En este artículo veremos cómo y con qué.

Cómo crear PDF

Los usuarios de Mac OS X y Linux disponen de la opción de guardar cualquier documento en forma de postscript o PDF; esta capacidad viene de serie con el sistema operativo. En Windows, las últimas versiones de muchos programas incorporan la capacidad de exportar o de guardar como PDF. Así sucede en OpenOffice.org / LibreOffice.org, la más reciente versión de MS-Office, CorelDraw, etc. Sin embargo, la mayoría de programas no incorporan esta funcionalidad, de manera que la forma habitual es utilizar un sistema de generación de PDF. Esto se puede conseguir por diversas vías.

Imprimir como PDF

Si queremos crear un PDF directamente desde cualquier aplicación en nuestro propio ordenador, existen varias opciones. Normalmente, la generación de PDF tiene lugar mediante una impresora virtual, de manera que para generar el PDF, lo que hacemos es elegir esa impresora y el resultado, en lugar de un fichero impreso, es un documento PDF guardado en el ordenador. Esta impresora virtual aparece en la lista de impresoras disponibles. Por ejemplo, en este ordenador hay instaladas dos impresoras virtuales capaces de generar código PostScript —el lenguaje de descripción de página con el que, a continuación, se crea el PDF—; una es la Apple Color LW, la otra la resaltada: PDFCreator, una solución de la que hablamos más adelante.

Una de las opciones es utilizar los programas comerciales de Adobe: Adobe Acrobat contiene toda una serie de herramientas para generar (Acrobat Distiller, PDF Writer) y editar PDF. El Acrobat reader es sólo un lector gratuito de archivos PDF, sin capacidad para generar este tipo de documentos. En un ordenador en el que se haya instalado la versión completa, comercial, de Adobe Acrobat, en el diálogo de impresoras disponibles veríamos las impresoras virtuales Distiller y PDF writer.

Existen además una amplia variedad de herramientas tanto comerciales como gratuitas, y en ocasiones de código abierto, basadas en Ghostscript.

Ghostscript proporciona un entorno para:

  • interpretar el código PostScript en el que se basa PDF,
  • la capacidad de convertir ficheros PostScript a muchos otros formatos vectoriales o de mapa de bits,
  • representar código PostScript en pantalla e imprimirlos en impresoras, tengan o no tengan la capacidad de imprimir PostScript por sí mismas.
  • También puede manejar ficheros PDF exactamente de la misma manera y pasar de PS a PDF y viceversa.

Ghostscript funciona en modo consola, es decir, tecleando los comandos necesarios, pero existe un entorno visual para manejarlo llamado GSView.

Muchos programas aprovechan Ghostscript para efectuar toda una serie de transformaciones con el código PS/PDF, entre ellas la de generar documentos PDF de la forma más simple posible para el usuario. De hecho, una vez instalado Ghostscript, basta con instalar en el ordenador un controlador o driver de impresora PostScript, por ejemplo una Apple LW 12/660PS. Imprimimos con esa impresora eligiendo la opción “imprimir a archivo” y a continuación abrimos el archivo resultante (PS) en GSView/Ghostscript, para guardarlo a continuación como PDF.

Las opciones de esta impresora virtual son semejantes a las de cualquier modelo; incluyen algunas opciones específicas de PostScript:

Muchos programas que sirven para generar PDF básicamente hacen esta misma operación de una forma automatizada. Instalan una impresora virtual, basada en Ghostscript, y efectuan las conversiones necesarias para que obtengamos un PDF como resultado. La solución en mi opinión más recomendable es PDFCreator (http://www.pdfforge.org/).

Nota: En Internet se pueden encontrar muchos productos diferentes con ese mismo nombre o similar (pdfcreator, pdf-creator, pdf creator…), lo que puede llevarnos a descargar una versión comercial, demo o shareware (o algo peor). El programa al que hacemos referencia se encuentra disponible en la página indicada y también en Sourceforge, la comunidad de desarrolladores de código abierto más importante. Los usuarios catalanes pueden descargarlo de Softcatala.org.

Este programa funciona simulando ser una impresora, de esta forma, instalando PDFCreator todas tus aplicaciones con opción para imprimir te permitirán crear archivos PDF en cuestión de segundos. Para crear un archivo PDF simplemente ve a la opción de imprimir del programa que utilices y selecciona PDFCreator, en segundos tendrás creado tu archivo PDF. Rápido y muy fácil. Además, esta impresora virtual permite crear PDF a partir de cualquier archivo PS o EPS.En este caso, abrimos el programa PDFCreator, que no es más que una cola de impresión normal, y arrastramos y soltamos los ficheros en cuestión. Incluso puedes crear un menú contextual para enviar con el botón derecho cualquier archivo a PDFCreator. Aparte de las opciones accesibles desde el cuadro de diálogo correspondiente a la impresora virtual, se puede configurar directamente PDFCreator hasta el más mínimo detalle:

 

Otros generadores gratuitos de PDF fáciles de usar:

 

De todos modos, en mi opinión, PDFForge / PDFCreator es la opción más recomendable.

Plugins para sistemas de gestión de contenidos (CMS)

También existen conectores para algunos de los sistemas de gestión de contenidos en internet (CMS) que dan una salida en formato PDF. En este caso, el documento se genera automáticamente bajo demanda en el servidor. Por ejemplo, WordPress, uno de los CMS para blogs más populares, dispone de un plugin llamado Post2PDF con este fin.

En cualquier sitio web que esté alojado en un servidor que admite PHP, se pueden utilizar clases como FPDF, bien documentada y llena de ejemplos de uso. En este caso también se generan los documentos PDF en el servidor bajo demanda.

Exportar formas vectoriales de un archivo Flash

Un truco interesante adicional para impresoras PostScript: con una impresora PostScript podemos obtener formas vectoriales editables a partir de un archivo de Flash (con formato SWF). El resultado de la impresión a archivo en esa impresora Postscript, como la Apple mencionada antes, será un archivo PostScript que se puede abrir directamente en cualquier aplicación de dibujo vectorial, o se puede convertir a PDF con el mismo fin.

Un inmenso archivo de tutoriales para dibujo vectorial

De entre los muchos recursos dedicados al dibujo vectorial que encontramos en internet —incluídos los artículos del Manual de diseño digital— , merece la pena destacar la web de Xaraxone. Todo lo relacionado con el programa Xara está documentado y explicado en este sitio, riquísimo en contenido. Si bien los tutoriales están escritos pensando en Xara (cualquiera de sus sucesivas versiones, Xara 2, Xara X, Xara Xtreme), se pueden adaptar a otras aplicaciones de dibujo vectorial.
Cabe destacar que, si bien Xara es un programa comercial (no muy caro), existe una versión Open Source para Linux.

Vectorizar con Delineate (POTrace + Autotrace)

delineate screenshotEn las versiones más recientes de los programas de dibujo vectorial hay una tendencia a integrar las utilidades de vectorización automática. Así ha sucedido en la versión CS2 de Illustrator y en la más reciente versión de CorelDraw, la X3.
Sin embargo, en especial en el caso de CorelDraw, dicha integración puede suponer incluso un paso atrás respecto del control que ofrecía una utilidad separada de vectorización como CorelTrace. En esta última versión los resultados son muy buenos, pero están limitados a una serie de opciones predeterminadas que dejan fuera muchos de los parámetros de control que podían especificarse en versiones anteriores.
Existe dos utilidades de autotrazado open source francamente buenas, llamadas PoTrace y Autotrace, que tienen la limitación de funcionar en modo consola. Sin embargo, existe una aplicación visual, Delineate, que permite controlar de forma interactiva y visual el funcionamiento de la vectorización tanto en PoTrace como Autotrace. Por otro lado, PoTrace está incluído como una utilidad integrada en Inkscape.
Vale la pena utilizar estas utilidades por lo excelentes y controlables que son sus resultados de vectorización.
Más información sobre la vectorización de imágenes en nuestro Manual de Diseño digital.

Creación de iconos à la XP y Aqua

Los iconos para programas e interfaces gráficas son realmente una pieza clave en el diseño gráfico y la interacción con el usuario.

Cada nueva versión de los sistemas operativos de Mac y Windows supone un estímulo muy importante para el diseño de elementos gráficos miméticos con el estilo que se aplica al entorno gráfico de dichos programas. Recordemos el impacto enorme que tuvo la introducción de los temas “aqua” en los Mac hace unos años. De hecho, este estilo influyó sin duda en la renovación del aspecto de Windows a partir de XP, y ahora la influencia se ha extendido al aspecto gráfico de innumerables sitios web.

Para crear iconos dentro del estilo de Aqua y XP, podemos seguir las detalladas instrucciones del Guía para el diseño de iconos en el sitio oficial de Microsoft. También hay unas líneas maestras claramente explicadas en otro proyecto de diseño de iconos, del proyecto Tango.

He descubierto una demostración en formato de video AVI sobre la creación de iconos con Inkscape. Por cierto, Inkscape es un programa que parece pensado para la creación de iconos, con sus sofisticadas capacidades de transparencia. Es recomendable consultar la detallada documentación de Inkscape y el también excelente manual en línea de Inkscape, con instrucciones detalladas y numerosos gráficos.

Por otra parte, se puede consultar a modo de referencia un artículo en Axialis, un desarrollador de programas especializados en el diseño de iconos, como IconWorkshop. El sitio ofrece muchos más tutoriales.

Este es un ejemplo de cómo construir los brillos y sombras típicos de este tipo de icono, utilizando una serie de componentes para cada efecto, cada uno de los cuales tiene un determinado nivel de transparencia.

Otros destinos relacionados con esta el diseño de iconos incluyen un tutorial sobre diseño de iconos para XP (con muchos enlaces adicionales sobre diseño de iconos) y un artículo en Sitepoint sobre la creación de iconos con programas de dibujo vectorial como Freehand o Illustrator.

Categorías: vectorial, diseño,

Bocetos artísticos vectoriales

Más detalles en mi página de Flickr (flickr.com/photos/dailypic)

A pesar de la idea muy extendida de que son apropiados sólo para (o sobre todo para) dibujo técnico, los programas de ilustración vectorial son excelentes para el abocetado creativo.

El ejemplo al que enlaza esta imagen procede de uno de mis blocs de apuntes; el original, a tinta, fue escaneado, vectorizado y el color añadido en Corel Draw. Una vez terminado un dibujo de base se pueden obtener infinitas variaciones de colores y texturas, bien dentro del mismo entorno vectorial, bien procesando una versión en mapa de bits de la misma imagen.

I N K S C A P E . Draw Freely

Inkscape es un programa de dibujo vectorial, semejante a Illustrator o Freehand, pero de código abierto y totalmente gratuito (como Sodipodi, un proyecto semejante.) Está disponible para diferentes sistemas operativos. Tras una fase de desarrollo, y según se puede ver en las capturas de pantalla del programa, parece que puede ser un programa muy potente y con herramientas creativas muy buenas.

He probado el programa y es francamente muy bueno. Funciona perfectamente en Windows, Linux y Mac. Puedes exportar a los formatos estándar (adobe illustrator, eps, wmf…) y también importar casi cualquier formato imaginable. Lo recomiendo.