Todo sobre Amazon Kindle

Una guía completa para aprovechar el lector de libros electrónicos de Amazon.

Kindle, el lector de libros electrónicos de Amazon, ha sido sin duda la estrella de la pasada temporada de Navidades. La aparición del nuevo modelo, junto con su disponibilidad directa en España han le han asegurado un enorme éxito. La revolución del libro digital toma impulso.

El nuevo modelo prescinde del teclado que tenía la versión anterior (que todavía no se podía adquirir directamente en España) y tiene un tamaño de almacenamiento algo inferior, por un precio muy aceptable: 99€. Estoy acostumbrado a ese modelo y, la verdad, si te gusta realizar anotaciones frecuentes o utilizar mucho tu Kindle para buscar contenido en la red, se puede echar de menos el pequeño teclado en la parte inferior.

Por otra parte, el tamaño en el reciente modelo es algo menor, con lo que funciona mejor como libro de bolsillo y tiene un diseño más refinado. Entre las muchas cosas que me gustan del Kindle:

  • un tamaño muy manejable y fácil de llevar a todas partes (15 cm de largo y menos de 1 cm de grueso, como un libro de bolsillo),
  • ligereza ( 170 gramos),
  • autonomía (hasta un mes de duración de la carga de batería),
  • conectividad wifi (o wifi + 3G) para descargar libros e interactuar con redes sociales,
  • facilidad de uso, capacidad (¡cerca de 1500 libros!),
  • resolución del texto y comodidad de lectura…

Veamos algunas de estas características con algo más de detalle:

Es importante entender que Kindle no tiene una pantalla al uso como las de móviles, tabletas y monitores,  sino una pantalla de tinta electrónica o e-Ink. Una tecnología totalmente diferente con unas ventajas únicas. Es como si se imprimiera instantáneamente cada página, a una resolución mucho más alta de lo que alcanzan los monitores actuales: los caracteres se pueden leer con una nitidez equiparable a la de una buena impresión. El cambio de página en Kindle es muy rápido. Una serie de impulsos electrónicos  mueven partículas de tinta blancas y negras para conseguir la calidad óptima en el texto y las imágenes.

Además, la luz no se transmite a través de la pantalla, sino que leemos a partir de la luz reflejada, como si fuera un papel impreso. Esto es mucho más natural y castiga menos la vista que una fuente de luz transmitida como el monitor tradicional. Por este motivo, leer a plena luz del Sol o bajo una fuente de luz potente no sólo es posible (a diferencia de un iPad, por ejemplo) sino que, de hecho, es preferible a la oscuridad. ¡Si estamos en la oscuridad completa no se puede leer nada! Muchos usuarios de Kindle aprovechan una pequeña lámpara portátil de lectura a pilas para leer cómodamente en la cama, en un tren nocturno o en el avión. A diferencia de un portátil, el Kindle no desprende calor. De esta forma, puedes leer sin problema durante todo el tiempo que quieras.

Kindle se puede conectar con un cable USB o mediante Wifi al ordenador para añadir o quitar contenido a su memoria interna de almacenamiento de 2GB. Esta capacidad es evidentemente limitada y no admitiría mucho contenido si se tratara de documentos con muchos gráficos, ni tampoco si queremos almacenar música. Pero si utilizamos Kindle para lo que hace bien —leer libros de texto simple— su capacidad es muy grande: puede llegar a los 1400 libros. Leyendo un libro cada cuatro días tendríamos para leer durante quince años

Es algo limitado en cuanto a los formatos de ebook que admite (formato nativo AZW y Mobi, puede convertir ficheros de texto y RTF). También incorpora un navegador web básico y un lector de pdf. Ahora bien, lo ideal es leer texto con un mínimo de formato: lo que encontramos habitualmente en una novela, ensayo, libro de poesía… Estos documentos ocupan relativamente poco espacio y se pueden convertir sin problemas de un formato a otro. Los formatos de lectura compatibles son exactamente:  Kindle (AZW), TXT, PDF, MOBI sin protección y PRC en su formato original; HTML, DOC, DOCX, JPEG, GIF, PNG, BMP por conversión. Así, si tenemos algún libro en un formato incompatible con el lector de Kindle se puede realizar una simple conversión, por ejemplo desde el formato .epub (muy popular) o .fb2. Estas conversiones las realiza muy bien el programa Calibre que ya comentamos aquí anteriormente.

Los libros que se pueden adquirir (o descargar gratuitamente) se cuentan por miles y se pueden conseguir tanto en el propio sitio de Amazon, cuya tienda Kindle funciona especialmente bien en el navegador del dispositivo, o en otros archivos. Existen innumerables clásicos en distintos idiomas ya disponibles. Además puedes transferir tu propio contenido. Por ejemplo, notas que hayas tomado en tu ordenador, fragmentos de consulta en la web, artículos, páginas web tomadas a partir de sumarios RSS… las fuentes de contenido pueden ser tan diversas como quieras.

Es muy habitual que cuando leemos efectuemos diferentes anotaciones o pongamos marcadores en diferentes partes del libro. Con Kindle es fácil añadir notas a tus libros con el teclado virtual que aparece justo cuando lo necesitas.  También se puede marcar o “subrayar” uno de los pasajes clave y marcar las páginas que quieras utilizar en el futuro.  Cada libro queda en la última página leída, y si utilizan el mismo Kindle diferentes usuarios, cada uno se encontrará su libro en el punto en que lo dejó. Se puede compartir las citas preferidas a través de las redes sociales Twitter y Facebook, y ver cuántas anotaciones han realizado otros lectores sobre el mismo libro.

Además de libros que ha producido una editorial u otras personas, el e-reader Kindle te da la posibilidad de llevar tus documentos personales a todas partes sin necesidad de imprimirlos. Tú y los contactos a los que otorgues autorización podréis enviar por e-mail documentos de Word, PFD, texto o imágenes directamente a tu Kindle y leerlos en el dispositivo. Los documentos se almacenarán en tu biblioteca Kindle para que los puedas descargar fácilmente en cualquier parte y en cualquier momento. Obviamente, estos documentos también pueden contar con anotaciones, subrayados y marcadores que se sincronizarán en todos los dispositivos, gracias a la tecnología Whispersync, y además siempre recuerda la última página leída de cada documento.
El navegador web de Kindle facilita el encontrar lo que buscas en la red. Sólo tienes que introducir una palabra o una frase y Kindle buscará en tu biblioteca Kindle, en la Tienda Kindle, en Wikipedia o en la web a través de la búsqueda de Google.

Si conectamos Kindle a internet podemos descargar libros gratuitos o adquirirlos en la tienda de ebooks de Amazon. Muchos libros comerciales cuentan con una versión limitada para probar, por ejemplo, el primer capítulo de la obra.

Para gestionar tu biblioteca, puedes organizar los libros en diversas colecciones. Así, por ejemplo, puedes tener diferentes carpetas según la temática o épocas, o también una carpeta para cada usuario. El programa que ofrece Amazon (también llamado Kindle, disponible para pc, mac y diferentes móviles) para gestionar tu Kindle y tu biblioiteca está bien, pero es muy preferible en mi opinión utilizar Calibre, una magnífica aplicación opensource con muchas más prestaciones.

El diccionario está disponible en cualquier momento. Basta con desplazar el cursor delante de una palabra para que aparezca su definición en la parte inferior de la pantalla de Kindle. Si queremos ver la definición completa, pulsando el botón principal iremos a la página del diccionario con las diferentes acepciones de la palabra y ejemplos de uso. Esta utilidad está muy indicada para utilizar un diccionario de otro idioma. Ofrece diccionarios en español, francés, inglés, alemán, italiano y portugués brasileño.

 

Kindle viene listo para usar. No es preciso configurarlo previamente con un ordenador, ni lo necesita para transferir contenido, puesto que puede hacerlo por wifi. Sin embargo, si se quiere aprovechar un programa de lectura de ebooks en un ordenador u otros dispositivos, Kindle sincronizará la lectura entre todos ellos. Incluye como documentación una   Guía de inicio rápido (impresa, incluida en la caja), más una Guía del usuario de Kindle (preinstalada en el e-reader).

Se puede disfrutar de una lectura cómoda con ocho tamaños y tres estilos de fuente diferentes, con lo que se pueden elegir todas las combinaciones posibles de estas variantes. Además, se puede modificar el interlineado y el espaciado entre caracteres para conseguir la lecturabilidad que consideremos óptima.

Kindle tiene varios detalles de diseño ergonónico, como el incluir botones a ambos lados del dispositivo para pasar las páginas cómodamente sin importar la posición en la que se lea. Viene con un botón de navegación multidireccional muy fácil de usar que permite subrayar o buscar palabras de forma precisa y sin dejar huellas en la pantalla. La orientación de la visualización puede cambiarse a voluntad de vertical a horizontal para leer mapas, gráficos y tablas más fácilmente.

Para que cada lector elija el modo de lectura más confortable, Kindle permite diferentes combinaciones de tipo de letra, tamaño y espaciado.

Además de Kindle en sí, están disponibles numerosos accesorios, entre los que destacan las fundas de diversos materiales, las lámparas de lectura en miniatura y los cargadores / adaptadores a red eléctrica. Todo ello disponible en la tienda Kindle:

La tienda Kindle en Amazon.es, donde hay una interminable oferta de libros digitalizados, tanto de pago como gratuitos (muestras y clásicos de la literatura). Además de estos libros, optimizados para su lectura en Kindle, también encontramos todo tipo de accesorios.

Más información y todas las especificaciones de Kindle en la página oficial de Amazon.es.

1 opinión en “Todo sobre Amazon Kindle”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Comentarios cerrados.